Cascada Blanca, un paraíso en las montañas matagalpinas

En Matagalpa existen diversas opciones de recreación y aventura, sin embargo existen muy pocos destinos como Cascada Blanca, un verdadero paraíso ubicado en el interior de las montañas, ideal para quienes buscan aventura, paisajes y naturaleza.

Cascada Blanca es parte de todo un complejo natural conocido como Salto de Santa Emilia, nombre que resulta de una comunidad cercana a este paraíso natural.

Esta reserva está dotada de infraestructura amigable con el medio ambiente para recibir a los viajeros que buscan aventura, un clima agradable, comida baja en calorías y atención de calidad.

Don Víctor Veizaga habla así de Cascada Blanca:  “Y  que la cascada te da energía, es refrescante para dar vigor, para la salud física y espiritual. Aquí la experiencia del turismo rural es diferente, pues la cascada te invita a que protejas la naturaleza, deja una impresión profunda de bienestar, salud y ganas de compartir”, señala don Víctor.

 

Lo majestuoso de la Cascada Blanca, entre otras cosas, es que existe una  cueva que según se dice en las leyendas locales es un sitio sagrado protegido por los espíritus ancestrales y es refugio de pequeños duendes.

 

Además puedes caminar por senderos hasta llegar a la cascada y te permite hacer fotografía con un efecto bello de sus aguas que salpican entre las mejillas de quienes hacen el recorrido completo.

Pero esto no es todo, en Cascada Blanca hay un sitio para alojarte y se llama “El EcoLodge Cascada Blanca” el cual ofrece comidas típicas nicaragüenses, comidas italianas, tragos, cuenta con  senderos, Canopy, parqueo privado entre otros atractivos.

MIRA LAS FOTOS

Cuenta con  habitaciones de precios más módicos y si quiere dormir en la Cueva o a la orilla del río para hacer una noche de fogata, también lo puedes hacer al precio por persona de 5 dólares.

Esta cascada está a 15 kilómetros de Matagalpa sobre la carretera al Tuma, La Dalia.

Viajeros Nicaragua te invita a conocer este bello destino matagalpino.

Deja un comentario