El Cañón de Somoto

Destino, Somoto

¿Te gustaría conocer el Cañón de Somoto? Entonces te contamos un poco de destino está ubicado a unos 15 kilómetros al Oeste de la ciudad de Somoto, cabecera departamental de Madriz, se encuentra esta asombrosa estructura geológica, a la que los lugareños también conocen como “La Estrechura” o “Namancambre”.

Se trata de un cauce de altas paredes verticales que se extiende por aproximadamente cinco kilómetros, en un recorrido sinuoso cuyo ancho varía entre 10 y 15 metros. En éste corren las aguas provenientes de los ríos Comalí (de Honduras) y Tapacalí, que se unen para formar el extenso río Coco. En su fondo pedregoso, la tranquila corriente se ve interrumpida por formaciones rocosas que dan origen a unas siete u ocho pozas con aguas semi estancadas, creando un ambiente lleno de vida, con plantas y peces.

Los farallones que delimitan el acantilado alcanzan entre 120 y 150 metros de altura, y en el lugar más angosto, se acercan hasta cinco metros uno al otro. Según el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER), estas interesantes columnas son producto de una falla geológica abierta, combinada con la acción erosiva del agua. Se cree que tomaron entre 5 y 15 millones de años en formarse, en un periodo que corresponde a la era del Cuaternario y Mioceno de Terciario Superior.

El cañón es un destino que ofrece un ambiente único en nuestro país. Desde la entrada por el camino del Valle de Sonís, que es la más utilizada, se empiezan a apreciar panoramas de bosque seco, con árboles de pequeña altura y fauna propia del lugar. Venados, chocoyos, conejos e iguanas, son algunas de las especies que habitan la zona.

Además de apreciar su belleza escénica, el lugar permite varias actividades. Se puede caminar por un trecho, sobre el suelo de roca pulida, a la orilla del agua y entre los altos paredones. También se puede recorrer aproximadamente 300 metros del cañón en pequeños botes que los lugareños han dispuesto para facilitar el acceso; el precio de esta facilidad es de C$20 por persona, ida y vuelta. Para mayor entretenimiento, otra actividad es recorrer el curso del agua sobre neumáticos de camión inflados, que los visitantes pueden usar a manera de flotadores acuáticos;  ésto tiene un valor de C$40 por persona.

También es posible practicar el deporte extremo como Rappel en algunos de los paredones que alcanzan más  de 60 metros de altura. Esta técnica de descenso vertical con arneses es uno de los deportes de aventura posibles en este lugar.

Leave a Reply