San Carlos destino de mucha historia y naturaleza

Para muchos, San Carlos es solo un punto de llegada y partida hacia otros destinos turísticos, pues desde aquí se tiene acceso a las bellezas naturales dispersas a lo largo del caudaloso río San Juan o escondidas en las islas que adornan el Gran Lago

Esta ciudad está ubicada a 300 kilómetros al sureste de Managua, la capital de Nicaragua. Sus calles estrechas, casas de madera y concreto de uno y dos pisos en su casco urbano y alrededor de su malecón, le dan ese toque singular que caracteriza a todos los pueblos ribereños de este país centroamericano. 

Para muchos, San Carlos es solo un punto de llegada y partida hacia otros destinos turísticos, pues desde aquí se tiene acceso a las bellezas naturales dispersas a lo largo del caudaloso río San Juan o escondidas en las islas que adornan el Gran Lago.
Sin embargo, Jogeny Reyes delegada del INTUR de Río San Juan, aclara que este municipio tiene sus propios atractivos turísticos que nada tienen que envidiarles a otros.
“Nuestro municipio cuenta con las 36 islas del archipiélago de Solentiname, además tenemos la isla de Zapotillo que es un sitio de anidación de aves nativas y migratorias, se puede observar espátulas rosadas, cigüeñas, patos y una gran variedad de especies que vienen desde Canadá y Estados Unidos a estas islas”, señala Reyes.
En este lugar se puede visitar las islas de Mancarrón, Mancarroncito y San Fernando, donde los artesanos elaboran delicadas y coloridas artesanías en madera de balsa, y los pintores primitivistas plasman en lienzos los bellos paisajes que les rodean.
A 25 minutos en panga desde Solentiname, se encuentra el Refugio de Vida Silvestre Los Guatusos, considerado un verdadero paraíso para los ornitólogos, ya que esta es un área especial para avistamiento de aves, iguanas verdes y negras, monos Congo, araña y cara blanca, así como ideal para hacer tours nocturnos para observar cuajipales o lagartos de mediano tamaño.
Otro sitio de interés para los amantes de la naturaleza es la Reserva Silvestre Esperanza Verde, ubicada frente a San Carlos, donde se puede hacer senderismo, cabalgatas, tour nocturno de caimanes, nadar, navegar en kayak y disfrutar de bellos paisajes, sobre todo de los atardeceres frente al lago.
La ciudad de San Carlos también ofrece opciones para quedarse a dormir y disfrutar de su exótica gastronomía en hoteles y restaurantes, teniendo de frente el inmenso espejo del Gran Lago. Aquí, además de probar un buen filete o pescado frito, hay lugares para entretenerse en bares, discotecas, karaokes, tragamonedas, hoteles, tiendas de artesanías, salones de belleza y ciber-cafés.
Asimismo, esta pequeña metrópolis cuenta con aeropuerto, transporte acuático y terrestre constante, bancos, cajeros automáticos, internet Wi-Fi en muchos locales, taxis, seguridad, hospital, iglesias de todas las denominaciones, y oficinas de todas las instituciones de gobierno para hacer gestiones, entre otros.
¿Sabías qué?
Río San Juan tiene más de 1,000 camas distribuidas en decenas de hoteles y pequeños albergues ubicados tanto en la ciudad de San Carlos como en sus municipios e islas vecinas.
¿Cómo llegar?
Tiene que abordar un autobús en el Mercado de Mayoreo, que le lleva directo a San Carlos. El costo del pasaje en bus es de C$150. Un hotel económico puede costar C$300 la noche.
Contactos
Hoteles:
Grand Lago 8823-3488
Cabinas Leyko 2583-0354
Hostal Seledith 2583-0376
Costa Sur 8853-6728/8853-6728
Carelis 2583-0389
Doña Juanita 2583-0024-8661-1252
Lodge Esperanza Verde 2583-0127/8948-5754

Deja un comentario