San Juan de oriente una ciudad tomada por el arte

San Juan de Oriente es una ciudad donde más del 85% de su población se dedica al trabajo artesanal en barro, por eso se dice que esta es una ciudad-museo, donde es común ver las puertas, ventanas, corredores, aceras, salas, zaguanes y patios de casi todas las casas convertidas en improvisadas tiendas al aire libre, donde el visitante encuentra lo mejor de la creatividad de sus artesanos.

A 41 kilómetros de Managua, carretera a la Meseta de los Pueblos Blancos, se encuentra uno de los pueblos más laboriosos de Nicaragua: San Juan de Oriente.

Desde la entrada a esta pequeña ciudad, el visitante se da cuenta de que esta no parece una ciudad común, sino más bien una extensa y variada exposición de arte precolombino y moderno al aire libre.

La competencia es tanta, que obliga a los artesanos a una constante renovación de modelos de sus productos, derrochando en ello creatividad y destreza para sorprender a los visitantes con nuevas y originales piezas hechas en sus casas, convertidas en talleres y en tiendas, que personalmente atienden.

En la actualidad, los artesanos siguen produciendo las piezas de cerámica utilitaria, pero en menor cantidad, y dedican más tiempo a la creación libre y a las réplicas de arte precolombino, así como también a sacarle provecho a otros materiales que existen en la zona, como el bambú, la madera y la piedra volcánica.

 

 

Deja un comentario